Piscinas desmontables

Razones para comprar una piscina desmontable

No todo el mundo dispone de un jardín con buen acceso para máquinas de excavación y el espacio suficiente para construirse una «piscina de las de verdad», sin embargo todo el mundo tiene derecho a poder darse un chapuzón en los calurosos días de verano. Si tienes el espacio justo, es posible que tu mejor opción sea una piscina desmontable.

Otro factor muy a tener en cuenta es que una piscina de obra siempre va a ser mucho más cara que una desmontable. Es posible que por el dinero que costaría la excavación y el movimiento de tierras ya tuvieses una piscina desmontable completamente equipada y lista para darte el primer chapuzón.

Tipos de piscinas desmontables

Piscinas desmontables de madera

Posiblemente la opción con el precio más elevado dentro de la gama de piscinas desmontables, a cambio, la piscina se convertirá en un elemento decorativo dentro de tu jardín. La madera siempre requiere más mantenimiento, pero hoy en día existe una gran variedad de productos para tratarla adecuadamente asegurando una larga y lustrosa vida para la estructura de madera de nuestra piscina.

Piscinas desmontables de acero

fabricadas con acero o chapa de acero y recubiertas con una lámina flexible de liner. Muchas tienen el acabado de imitación de madera, con lo que se integrarán bien con el resto de mobiliario y elementos del lugar donde la dejes instalada. La resistencia del acero te garantizará, siempre que se trate con el debido cuidado, que tu piscina dure muchos años.

Piscinas desmontables hechas con pvc

Sin duda la opción más económica, si todavía no estás seguro de si le vas a sacar el jugo a tu piscina desmontable, antes de invertir en una de madera o acero puedes probar con una de pvc. Hay varias gamas, si optas por una de buena calidad tu piscina de pvc te proporcionará un buen servicio por mucho tiempo.