Filtros de arena

De entre los diferentes tipos de filtros que hay disponibles para nuestra piscina, los de arena son sin duda los más extendidos. Por su costo asequible y su facilidad de manejo, son la primera opción para muchos usuarios.

Funcionamiento de las depuradoras que usan arena como medio filtrante

Los filtros de arena incorporan una válvula selectora con varias posiciones. Según en que posición pongamos la válvula, la depuradora ejecutará una u otra fase de trabajo.

Fase de filtración

El agua a filtrar es aspirada a través de los skimmers y los sumideros del fondo hasta la bomba, después es impulsada y pasa al filtro, entrando por la parte superior, donde recorre en trayectoria descendente el lecho de arena dejando allí atrapadas a las partículas sólidas. Después pasa de nuevo a la piscina.

También es posible centrar la fase de filtración en recoger la suciedad del fondo de la piscina. Echando floculante para que la suciedad se deposite en el fondo, cerrando los skimmers y después aspirando por la toma del limpiafondos para así conseguir filtrar partículas que se escapaban en el proceso de filtración normal.

Fase de contralavado

Al poner la valvula selectora en posición de contralavado, el agua de la piscina entra en el filtro por la parte inferior y lo recorre en dirección ascente, sacando la suciedad adherida por el desagüe.

Fase de enjuague

El agua atraviesa el lecho de arena hacia abajo, como si fuese la fase de filtración pero llevando el agua al desagüe en lugar de retornarla a la piscina. De esta forma se elimina cierta suciedad removida durante el contralavado que podría causar turbidez en el agua de la piscina. Se debe de hacer un enjuague siempre después de hacer un contralavado y antes de volver a poner la depuradora en modo filtración.

Válvula selectora en posición desagüe

La bomba aspira el agua de la piscina y la tira directamente al desagüe, para vaciar la pisicna y hacer una renovación completa del agua.

Recirculación del agua de la piscina

La bomba de la piscina aspira el agua y sin pasar por el filtro la lleva de nuevo a las boquillas de impulsión, aumentando considerablemente la fuerza de los chorros, debido a que no sufren la pérdida de carga causada por el paso a través del lecho filtrante.

Vida útil de la arena usada en depuración de piscinas

Se estima que las arenas de un filtro pueden tener una duración de entre tres y cinco años pero esto dependerá de varios factores como la intensidad de uso del filtro o la calidad de la arena silícea.

La arena se va desgastando con el paso de los filtrados, va perdiendo poco a poco su capacidad de retener partículas de suciedad. Un tacto apelmazado y sin aristas nos indica que va siendo hora de renovar el medio filtrante de nuestra depuradora.

Sustituir la arena de un filtro no es una operación complicada, pero puede ser trabajosa y es importante seguir la recomendaciones del fabricante en cuanto a la carga de arena que pondremos en nuestro filtro.

Tamaño de las partículas retenidas en filtros de arena

Varía según el tipo de arena, su calidad y el fabricante pero se puede estimar que va desde las 25 a las 100 micras. La media pueden ser unas 50 micras. Como referencia, un cabello humano de los más finos puede estar en unas 15 micras de grosor, los más gruesos pueden superar las 150 micras. Hoy en día se conocen medios filtrantes como el vidrio machacado que son capaces de retener partículas más pequeñas.

Cálculo del tamaño del filtro

Para calcular el tamaño de un filtro de arena se tiene que tener en cuenta el volumen de la piscina en m3 y el caudal que es capaz de entregar la bomba. El filtro tiene que ser capaz de «recibir» sin problemas el caudal que la bomba le envía. Si la bomba está sobredimensionada con respecto al filtro o viceversa la velocidad de filtración será mayor y esto propiciará unos peores resultados.